Lo sabemos todo antes

Logo de Terra Entretenimiento
Este portal esta auditado por OJD
Sabado, 20 de Diciembre de 2014

Lo sabemos todo antes

29.12.2011

Carolina Cerezuela aparece esta semana en HOLA en una elegante sesión fotográfica, vestida de fiesta por Ana Torres, de amarillo limón, y muy sonriente. Sin embargo, el titular contrasta con tan agradables imágenes: “Perdió el hijo que estaba esperando”. La revista explica así la cuestión y dice en el antetítulo que son “fotografías exclusivas de la actriz cuando todavía no se había producido la noticia”.

No están los tiempos para tirar nada y menos una preciosas fotos. Pero conceder exclusivas a Hola en estado de buena esperanza puede llegar a ser preocupante, al menos si se es supersticiosa. Después de disgustos tan sonados como los de, por ejemplo, Jessica Bueno o Blanca Cuesta, lo de Cerezuela se suma a una racha terrible. Por suerte, “Carolina está bien”, nos dice en la revista su marido.

Incluso mantiene los planes de seguir como jurado en Tu cara me suena y despedirá el año desde la Puerta del Sol, junto a Carlos Sobera, para dar las campanadas en Antena 3. Tanto Tele 5 como la cadena de Planeta contarán en esos marcados y emotivos momentos con dos famosos (Paquirrín y Cerezuela) que sonreirán y brindarán por imperativo legal pese a estar pasando por un mal momento tras haber perdido ambos recientemente a los bebés que esperaban. En este mundo del corazón, en el que es habitual encontrarse titulares del tipo de “primeras fotos de fulanita de tal tras haber perdido el bebé que esperaba”, seguro que causa expectación añadida saber todo esto al observarles con los carrillos llenos de uvas y la copa de cava en lo alto.

Los hijos holandeses de Julio Iglesias despedirán el año en las playas dominicanas, seguramente. Ellos llenan otro gran reportaje del último Hola de 2011. En esta ocasión todo es alegría. Dos gemelas guapísimas, Victoria y Cristina, y tres chavales cañón, Rodrigo, Miguel y Guillermo, forman esta parte de la familia de nuestro cantante, quien triunfa en cualquier show navideño televisado que se precie pero que ha explicado, por cierto, que se retira de la vida pública. Hace bien. ¡Ahora que ya ha debido aprender a pronunciar su apellido, que disfrute de su mujer, Miranda Rijnsburger, y de los hermanitos pequeños de Chabeli, Julio José y Enrique! Por cierto que el mayor, Miguel, que cuenta ya 14 años, es clavado a Enrique.

Veo continuación de la saga si le da por cantar. Puedo decirlo porque, aunque los cinco son menores, Hola les retrata sin borrar sus rostros, sin duda porque cuenta con el permiso de su padre y de su madre. Una vez soñé, al verlos a todos con túnicas de blanco nuclear por las praderas verdes y los palmerales, en uno de aquellos reportajes, que eran como personajes del mundo feliz, sí, el de Huxley.

También podemos ver en Hola los rostros de los hijos de Ortega Cano. Éstos son más de los hermanos Álvarez Quintero. El diestro, que se recupera del accidente, fue a recoger a su hijo José Fernando (éste es mayor de edad) al aeropuerto de Sevilla. El hermanastro de Rociíto regresa a casa por Navidad tras pasar unos meses estudiando en Irlanda y su padre fue a buscarle junto a su otra hija, Gloria Camila. A mí, no es por hacer comparaciones, me gustan más los nombres de los hijos de Julio que los de Ortega. Para gustos…

Hola es la única revista que recoge la inesperada ruptura de Kiko Rivera y Jessica Bueno.
Titulan: “Han roto inesperadamente”. Podían haber utilizado ese adverbio (tan impropio de un titular, terminado en mente), en sus otras exclusivas, en plan: “Se casan inesperadamente”, “se embarazan inesperadamente” y así… Curiosa-mente, después de dedicarle la anterior portada a la miss, en otra exclusiva, en la que decía que se casaba este verano en Sevilla, en esta ocasión la publicación opta por un discreto reportaje en páginas interiores dentro de su sección de “Cóctel de noticias”. Sin embargo, y aunque parece que no da demasiada importancia a la información, han debido hacer un gran esfuerzo editorial para llegar al cierre con ella, ya que se supo el martes por la mañana y la revista estaba el miércoles en el quiosco.

Eso vale unos millones (de pesetas) en camiones para una noticia de cóctel. A mí, qué quieren que les diga, me parece tremendo que en apenas unas semanas esta curiosa pareja anuncie embarazo y boda inmediata, aborto, boda en verano, y ruptura. Y aunque Hola sea tan sólo la encargada de transmitir lo que pasa, la credibilidad de todo este tinglado huele raro raro raro. Y más aún si tenemos en cuenta la pasta que hay de por medio, y que estamos a pocas horas de que Paquirrín y mamá Pantoja luchen por la audiencia de las campanadas en Tele 5.

Creo que algunas de las exclusivas que vendrán ahora no saldrán ya en Hola, al menos las de Jessica. Dicen que un plató de la guapa sevillana, con sonrisas y lágrimas, no bajaría de 50.000 euros, y eso que Rajoy ha congelado el sueldo mínimo y viene recesión. Ardo en deseos de que aparezcan las míticas terceras personas, sí, las de la frase “No ha habido terceras personas”.

DIEZ MINUTOS abre con la imagen sonriente de Rosa Benito, otra estrella de la televisión que arrasa en los quioscos. Con buen criterio, la revista escoge a la cuñada de Rocío Jurado, y nos dice que “despide el mejor año de su vida. La impecable y entretenida entrevista, firmada por la redactora jefe de la publicación, Rosa Ballarín, que no Villacastín (casi todo son rosas en este mundo del cuché), reúne los consejos de este personaje que, en efecto, ha brillado en 2011 más que nunca.

Rosa Benito nos vale como dietista (nos cuenta sus trucos para mantenerse delgada), como chef (nos da sus recetas favoritas, las de su libro, claro), y como psicóloga o, como se dice ahora, como coach (nos desvela su secreto para ser feliz). Esto último tiene aún más mérito si cabe que lo de las recetas, aunque me han dicho que cocina para chuparse los dedos, porque ser feliz con Brad Pitt, vale, pero lograrlo con Amador Mohedano, seamos honestas, es menos fácil.

Otra noticia que podemos leer en Diez Minutos es el regreso de Jaime Bores a una cadena nacional. La publicación nos cuenta que el presentador de Madrid Directo ha fichado por Tele 5 para sustituir a Patricia Pérez en Vuélveme Loca, como ya informó ayer Vertele. Ahora se quedan Tania LLasera y Jaime. No sé si tendrán química pero tiene buena pinta, ¿no?

Dice el director de LECTURAS en su carta de esta semana que “la exclusiva es la unidad con la que medimos el tiempo los periodistas”. No sé, me temo que en las exclusivas se mide más el dinero que se ofrece al famoso de turno que la excelencia periodística del pagador. En todo caso es muy cierto que esto de los tiempos en periodismo es importante. La portada del último Lecturas del año está protagonizada por Isabel Pantoja: “Tras dar las campanadas se enfrentará a la Justicia y casará a su hijo”.

He aquí el problema de los tiempos: cuando se cierra esta edición Jessica y Kiko se casaban, pero ahora ya no se casan y la portada de la revista miente. No, la Pantoja no casa a su hijo. O tal vez, sí, pero con otra… ¡Qué sabe nadie! Pero esto no es tanto periodismo como especulación. Sí, podemos poner un asterisco explicativo a pie de página y exculpar a la publicación pero la cuestión es que la señora que se gasta casi dos euros en la revista no se entera de la verdadera noticia de la semana, es decir, la contraria de la que dice Lecturas por razones de cierre: que la Pantoja no casa a su hijo. Y siguiendo con los tiempos: la revista dice (repetimos): “Tras dar las campanadas se enfrentará a la justicia y casará a su hijo”.

Sí, de acuerdo, lo de la boda es un pifia, pero… ¿Tras dar las campanas se enfrentará a la justicia? ¡Hombre! Vamos a ver: Isabel Pantoja está citada el 28 de junio. Lógicamente, eso es “tras dar las campanadas”, pero parece, por lo que dice la revista, que se la van a llevar a ser juzgada que la llevan desde La Puerta del Sol. Podríamos decir, emulando a Lecturas, que el Sol estallará y la Tierra se extinguirá, tras dar Pantoja las campanadas.

Lecturas recoge la ruptura del piloto Fernando Alonso y la cantante Raquel del Rosario y dice que al asturiano “se le ha relacionado con dos mujeres” y que “ambas son rubias, modelos y han posado con él”. Cuando los medios utilizan la fórmula “se le ha relacionado”, sin citar la fuente, en realidad es el propio medio quien “relaciona”, pero queda como menos peligroso, por ejemplo, de cara a una posible demanda. Lo mejor del asunto es cuando Lecturas retrata a las jóvenes. “Ambas son rubias”, dice: “XeniaTchoumitcheva, actriz y modelo de origen ruso, tiene 24 años y fue miss Suiza”. “Ashley Hart, modelo canadiense muy popular en el mundo de la Fórmula 1”. Muy popular.

SEMANA sigue abonada al calvario que atraviesa la Familia Real con esto de la corrupción y las navidades tensas. Por eso, lleva a su última portada del año a los príncipes de Asturias. Doña Letizia, del brazo de su marido, camina por calle porque llevaron a los niños a ver a los payasos antes de Nochebuena. Y lo hicieron junto a la Reina y la infanta Elena, juntando además a las infantas Leonor y Sofía con sus primos por parte de Marichalar/Elena. El titular, que me recuerda no sé por qué a los Hermanos Marx, no es “La Familia Real en el Oeste” (sería tremendo que hubieran ido a ver a Urdangarin con la que está cayendo), ni “Una noche en la Ópera” (ésa ya la hemos visto). El titular es “La Familia Real en el circo”.

Esta semana, en el apartado de “se refugia en…” tenemos a Fernando Alonso. El piloto “se refugia en Oviedo” tras la ruptura con Raquel del Rosario. La noticia, una de las de verdad, ocupa curiosamente sólo dos páginas, la mitad, por ejemplo, que el espacio dedicado por esta misma revista a contarnos el viaje a Hungría de Natalia Sánchez. Si alguien no sabe quién es Natalia Sánchez, que se compre Semana, que saca, entre otros muchos interesantes reportajes, unas bellas fotos de esta actriz en Budapest.
Feliz Año a todas

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad

Síguenos en Twitter

Prohibida la copia, reproducción, difusión o distribución total o parcial de los contenidos de vertele.com por cualquier medio (material, electrónico, digital, etcétera), sin autorización por escrito de Vertele.