24/05/2012

El edificio más moderno del mundo y que desafía la gravedad, sede de la Televisión Central de China

Pekín ya tiene lista su fastuosa sede para la Televisión Central de China, también conocida como CCTV, según informa Reuters.

De esta manera, se completa, tras superar varios retrasos, la construcción de este proyecto, que se inició no solo con el objetivo de alzarse como uno de los principales emblemas del país, en pleno proceso de modernización. También nace con la vitola de ser el edificio más moderno del mundo.

234 metros de altura que se reparten en 44 pisos

El complejo, diseñado por los arquitectos Rem Koolhaas y Ole Scheeren del estudio Office for Metropolitan Architecture (OMA), es un gran rascacielos con ni más ni menos que 234 metros de altura y 44 pisos. Se sitúa en el distrito financiero de la ciudad.

No es su imponente altura el único rasgo característico que presenta este edificio: hay que prestar especial atención a su arquitectura. La estructura consta de dos t0rres con forma de L, unidas por la base y por la cima, que dan lugar a un “gran lazo”, y constituyen una trama irregular en la panorámica de la ciudad. La disposición que adopta la sede ha hecho que sea bautizada con el nombre de “big boxer shorts” (“gran calzoncillo”, en español).

Albergará la redacción de noticias, estudios de producción y grabación…

La monumental construcción servirá para albergar todos los departamentos, necesidades y personal del medio de comunicación chino: desde la administración, departamento de redacción y noticias, instalaciones para transmisión, producción, grabación y transmisión de la señal de programas… El edificio más pequeño que conforma este “gran lazo” incluirá un hotel, un centro de visitantes, un teatro y salas de exposiciones y conferencias, tal y como informa el portal Arquitectura Técnica.

Las obras comenzaron en septiembre de 2004, y ha sufrido numerosos retrasos

La sede en Pekín de la Televisión Central China comenzó a edificarse en septiembre de 2004. Los planes del gobierno chino preveían que las obras finalizaran en 2008, justo a tiempo para las Olimpiadas que se celebraron en 2008 en el país asiático. Esta empresa formaba parte de un plan del gobierno chino para modernizar y reurbanizar la capital del estado, centrado en la arquitectura innovadora y funcional, pero conservando a la vez los edificios históricos más representativos.

Sin embargo, los plazos no pudieron cumplirse, y sufrió numerosos retrasos e imprevistos: sin ir más lejos, el 9 de febrero de 2009, uno de los edificios colindantes sufrió un grave incendio en el que perdió la vida un bombero que acudió a sofocar el fuego. Las fechas de finalización de las obras, fijada para mayo de 2009, volvieron a retrasarse.

Síguenos en Twitter (@Vertele) y Facebook

Share and Enjoy:
  • Print
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Blogplay

Posteado en

publicidad


Cerrar
Conectar con Facebook

Cerrar

Página de registro

¿Como quieres registrarte?

Prohibida la copia, reproducción, difusión o distribución total o parcial de los contenidos de vertele.com por cualquier medio (material, electrónico, digital, etcétera), sin autorización por escrito de Vertele.