Hablamos con Raquel Sánchez Silva recién llegada de Honduras. "Vasile fue muy valiente al apostar por un tándem tan raro, supo ver nuestra química". Cree que hoy debe ganar "alquien que haya vuelto siendo otra persona" y nos analiza a cada finalista. Rosa es la "experiencia"; Sonia, la "superviviente con mayúsculas"; Tatiana la "verdad en estado puro" y Rosi, la "sorpresa".

28.07.2011

Supervivientes 2011 llega hoy a su fin después de haberse convertido en el gran fenómeno de audiencias de la temporada, con cuotas de pantalla de otros tiempos, por encima del 30%.

Uno de los factores del éxito de esta edición ha sido la elección de Raquel Sánchez Silva como conductora desde la isla. Recién aterrizada en Madrid a su regreso de Honduras, Vertele.com ha charlado con la ex presentadora de Cuatro sobre todo lo que ha supuesto su salto a Telecinco y la experiencia al frente del reality de Magnolia, “mucho más dura de lo que imaginaba”.

En su opinión, “la magia de esta edición ha sido un casting redondo de concursantes, yo solo me he beneficiado de esa ola de contenidos”. La periodista extremeña también reconoce la "valentía" de Paolo Vasile, consejero delegado de Telecinco, al "apostar por una pareja tan atípica" como Jorge Javier y ella. "Supo ver que había química entre nosotros, aunque fuéramos como el agua y el aceite".

¿Quién cree que ganará esta noche? Raquel Sánchez Silva no se atreve a darnos un nombre pero sí una pista. "Debería ser alguien que haya vuelto siendo otra persona". De las cuatro finalistas resalta la "experiencia" de Rosa Benito, la "capacidad de supervivencia" de Sonia Monroy, la "sorpresa" de Rosi y la "bondad" de Tatiana.

Vuelves de Honduras como una de las presentadoras del momento. En Telecinco parecen estar encantados con tu labor en la isla. ¿Por qué crees que has gustado tanto?

¿Súper contentos? No me digas… Estar allí todo este tiempo ha sido como vivir aislada. Todo el equipo estábamos al tanto de los datos tan brutales de audiencia que estábamos haciendo pero no tanto del runrún. No tengo consciencia real de lo que ha podido suponer para mí profesionalmente. No tengo la sensación de que haya cambiado nada, me siento muy limpia en ese sentido. Todo está siendo muy sorprendente.

¿Cuál es la clave del éxito de esta edición de ‘Supervivientes’?

La magia de este ‘Supervivientes’ ha sido el casting. Los que trabajamos aquí nos hemos visto arrastrados por esa ola de contenidos. Los concursantes generaban cada día millones de tramas. Yo estaba al lado y me ha cogido esa ola buena. Somos unos privilegiados.

¿Qué has aportado al programa y que te ha aportado él a ti?

Yo he hecho en la isla lo mismo que pensaba hacer antes de saber que el casting iba a ser tan redondo y perfecto. Mi intención era ser natural, estar con ellos y que se sintieran protegidos y arropados por mí. Yo pretendía ser su apoyo, una referencia, y sobre todo, centrarme mucho en la vida en la isla. Hemos sido muy felices. Este ‘Supervivientes’ se ha convertido en algo muy alegre. Me ha dado mucha euforia el programa.

¿Es tan dura la experiencia como te imaginabas o más?

La experiencia es mucho más dura de lo que imaginaba. Esta misma mañana, en Cayo Paloma, las chicas me enseñaban dónde habían estado viviendo ¡y no me lo podía creer!

Hoy por hoy eres una de las grandes beneficiadas de la fusión. Telecinco confió en ti como presentadora desde la isla y dentro de una apuesta personal de Paolo Vasile. ¿Te sientes un ‘ángel’ de Vasile como lo fueron Pilar Rubio y Sara Carbonero?

Tengo entendido que fue así, una apuesta de Vasile. Fue una decisión arriesgada por su parte. No por el hecho de escogerme a mí, sino por el riesgo que conllevaba formar esa pareja tan rara y atípica con Jorge Javier y conmigo, que a priori no teníamos nada que ver, éramos como el agua y el aceite. Paolo Vasile supo ver lo que muchos no vieron, que iba a funcionar la química entre nosotros. Era una química real, nos adoramos y nos hemos ayudado mucho. Hay que ser muy valiente para hacer ese tipo de apuestas y yo he salido muy beneficiada.

¿Por qué crees que Telecinco se decantó por ti?

También influyó el bagaje que yo tenía con ‘Pekín Express’ en Cuatro, ya tenía dos ediciones en el cuerpo. De todas formas, la televisión es increíble… Un mes antes de ir a la isla, yo estaba sin trabajo después de la fusión, pensando que mi otoño iba a ser muy duro… y fíjate. La ‘tele’ es así. Pero no creo que esto tenga nada que ver con Paula Vázquez, Jesús Vázquez u otros rostros de Cuatro. Paula es maravillosa, todos los directivos lo saben, y no tardarán en volver a las pantallas, seguro. Estoy convencida de que Jesús Vázquez lo va a bordar en ‘Pekín Express’… Después de la fusión las piezas se tienen que ir colocando y poco a poco lo están haciendo.

¿Quién crees que ganará esta noche y quién consideras que lo merece más?

Gane quien gane, será el personaje y lo que haya representado en la isla. No te voy a decir mi apuesta personal pero sí lo que creo que puede llevar a cada una de las finalistas a la victoria.

Rosa Benito
representa la experiencia, el saber estar y callarse, ha sido la “mami” de todos.

Sonia Monroy ha sido la concursante con mayúsculas. Es el prototipo de Superviviente. Ha aprovechado cada minuto. Hay gente que no ha podido soportarlo y se ha tenido que volver, no lo olvidemos.

Rosi ha sido la sorpresa de los anónimos. Representa el sueño de tanta gente de ser famosa. Ella lo decía desde el principio, que quería ir allí para codearse con los famosos y salir en televisión.

Tatiana es todo corazón, la verdad en estado puro y una de las mejores personas que he conocido.

¿Quién crees que necesita más la victoria o lo merece más?

Todas están emocionadísimas porque he estado con ellas, pero la situación económica de cada una es diferente. Creo que este ‘Supervivientes’ debe ganarlo alguien que haya vuelto siendo otra persona. Me parece admirable que haya gente que vaya a la isla, deje su vida en manos del programa y vuelva siendo otra persona.

Después de haber superado el 30% en anteriores galas, ¿qué audiencia crees que hará hoy?

No me atrevo a dar una cifra. Superar el 30% ya es un milagro. Todos los resultados han sido buenísimos y las finales siempre dan un poco más. El programa nos ha dado tantas alegrías que sería un premio extra hacer un gran dato.

¿Qué ha sido lo más complicado de la grabación allí?

Teníamos todos los inconvenientes que te puedes imaginar. Problemas técnicos, pocas horas de luz, el calor, los bichos…

¿Qué es lo que más vas a echar de menos?

Todo, cada minuto que he pasado allí y los amigos que me traigo.

¿Qué planes tienes ahora? ¿Cuenta Telecinco contigo para otro proyecto inmediato?

No lo sé. Solo te puedo decir que yo he estado muy a gusto trabajando para esta cadena y que espero que sigan contando conmigo.

¿Repetirás el año que viene en Supervivientes si te lo proponen?

Por supuesto, si me dejan, yo me pongo el disfraz de guerrera y voy para allá, que a mí lo de naufragar en una isla me va mucho. (Risas).

En una de las ultimas galas dijiste a Jorge Javier que ibas a nadar entre tiburones. ¿Lo hiciste finalmente?

Fue un gran momentazo. Me saqué el curso de submarinismo pero justo el día que iba a bucear, me puse enferma. Y después lo he intentado, pero la grabación del programa ha sido tan dura que no he podido hacerlo. Es mi asignatura pendiente, me lo he pasado bomba.

Contenido relacionado

publicidad

Editar la configuración

LOS MEJORES VÍDEOS DE TERRA TV

publicidad

Síguenos en Twitter

publicidad


Cerrar
Conectar con Facebook

Cerrar

Página de registro

¿Como quieres registrarte?

  • Conectar por email
  • Conectar con Facebook

Prohibida la copia, reproducción, difusión o distribución total o parcial de los contenidos de vertele.com por cualquier medio (material, electrónico, digital, etcétera), sin autorización por escrito de Vertele.