Jesús y Daniel piropearon a las "chicas guapas" Malú y Rosario para después irse con David Bisbal. Iraila se emocionó al ver que los coaches se giraban y rompió a llorar en plena actuación. El gran nivel de los concursantes, su desparpajo, el sufrimiento de las familias...

07.02.2014 | Laura Henríquez

La Voz Kids llegó anoche con éxito rotundo de audiencia a Telecinco. La versión infantil del talent musical, como ya adelantábamos en Vertele, emocionó y gustó más que los mayores gracias al desparpajo y naturalidad de los  pequeños concursantes.

Rosario, Malú y David Bisbal se desenvolvieron con soltura en una gala en la que la ‘monstrua’ se alzó como la “madraza” de la edición. Menos drama y más ilusión engancharon a la audiencia, que vio cómo niños de 8 a 15 años aceptan mejor las eliminaciones que los adultos.

“¡Pero cómo pueden cantar tan bien los niños!”, se gritaba anoche. Elevadísimo casting de voces, coaches involucrados y mucha naturalidad se convirtieron en una mezcla explosiva que no dio opción al resto de grandes ofertas que conformaron el prime time de anoche.

Una ‘peque’ se queda en blanco emocionada en el escenario

Iraila protagonizó uno de los momentazos de la noche. La pequeña, muy emocionada, salía a actuar. Tanto sorprendió con su versión de ‘Diamonds’ de Rihanna que los tres coaches no tardaron en darse la vuelta.

La emoción le embargó y se quedó en blanco rompiendo a llorar. Rosario, Malú y Bisbal corrieron a tranquilizarla y una vez calmada volvió a deslumbrar en el escenario para terminar eligiendo a Malú como mentora.

No terminaron ahí sus emociones… fanática de Lucía Gil, la actriz y cantante española visitó a la pequeña para invitarla a cantar junto a ella en uno de sus conciertos.

Los gemelos de ‘Menuda noche’ se hacen ‘mayores’…

Jesús y Daniel, a los que la audiencia de Canal Sur recordará por ‘Menuda noche’, bordaron su actuación en La Voz Kids. Los tres coaches se dieron la vuelta y la decisión quedó en su mano…

“Nosotros solemos ir a por las chicas guapas…”, comenzaron picarones ligando con Malú y Rosario que respondieron divertidas. “¡Qué peligro de niños!”, rió Malú.

Finalmente, tras algún que otro piropo más, decidieron irse al equipo de David Bisbal.

Rosario: “Mi niña no podía irse triste, yo le doy a todo el mundo”

Los coaches, muy naturales y espontáneos, dieron juego a lo largo de la noche. Malú, Bisbal y, en especial, Rosario nos dejaron una retahíla de frases para el recuerdo.

Esta última nos emocionó pulsando en el último momento por la benjamina de la noche que no podía ocultar su emoción al haber sido escogida: “Mi niña no se podía ir triste, yo le doy a todo el mundo”.

La coach incluso compartió con la audiencia cómo se sentía cuando su madre, Lola Flores, le decía que le iba a sacar a cantar: “Yo me creía toda una artista de chica, me ponía en la cocina a comer y salía creyéndomelo”.

El sufrimiento y pasión de los abuelos

Lección para (algunos) mayores. Los niños y sus familiares mostraron tener más madurez a la hora de asumir tanto las victorias como las derrotas. Las familias sufrieron, junto a un impecable Jesús Vázquez, a lo largo de toda la noche.

Como es lógico, los abuelos lo vivieron con una intensidad mayor, e incluso alguno de ellos se llevó un premio extra como la actuación de Triana:

Y la próxima semana continúa la emoción…

Etiquetas

publicidad

Editar la configuración

publicidad

Síguenos en Twitter

publicidad


Cerrar
Conectar con Facebook

Cerrar

Página de registro

¿Como quieres registrarte?

  • Conectar por email
  • Conectar con Facebook

Prohibida la copia, reproducción, difusión o distribución total o parcial de los contenidos de vertele.com por cualquier medio (material, electrónico, digital, etcétera), sin autorización por escrito de Vertele.