La veterana actriz cómica habla por primera vez de su adiós a la comedia de vecinos y retirada definitiva de la TV con 82 años: "Me levantaba a las cinco de la mañana y grabábamos hasta las cuatro de la tarde, y luego a estudiar los guiones del día siguiente"

21.08.2012

“No estoy enferma ni me han echado, es que no quiero más, me voy a casa”. Así de clara y contundente se muestra Mariví Bilbao al hablar, por primera vez, de su abandono de La que se avecina, diez años después de trabajar sin parar en la exitosa y alocada comunidad de vecinos, como ya les informamos hace unos días.

La veterana y aplaudida actriz cómica vasca de 82 años, cuyo personaje Izaskun tiene ese nombre en honor a su sobrina en la vida real de 19, ha desvelado al Diario Sur cuáles son algunos de estos motivos de su adiós a la serie, en la que dejó de rodar a finales de julio. “Me levantaba a las cinco de la mañana y grabábamos hasta las cuatro de la tarde, y luego a estudiar los guiones del día siguiente”.

“Me he enganchado aAmar en tiempos revueltos’ porque ese rollo lo he vivido”

Ha vuelto a residir en Bilbao -como su apellido- y dice que echará de menos ir al cine en Madrid, su ciudad adoptiva porque”en las salas de la capital vizcaína ponen el aire acondicionado tan fuerte que hace frío”. Pero también se entretiene con la tele. “Me he enganchado a Amar en tiempos revueltos (La 1) porque ese rollo lo he vivido”. Se refiere a la Guerra Civil y a la posguerra. “De niña ví cosas muy tristes, al padre de una amiga del colegio lo mataron y eso es muy terrible cuando tienes 12 años. Para vivir eso hay que echarle cojones”.

A esra secundaria de lujo, el ‘boom’ le llegó a la edad de la jubilación, cuando Alberto Caballero escribió en Aquí no hay quien viva (Antena 3) el personaje de Marisa, la ‘abuelita’ deslenguada, fumadora y aficionada al bingo y al chinchón. “No era chinchón de verdad, claro, era un preparado que sabía fatal, para vomitar de malo”. El chinchón ni lo prueba, pero el pitillo no lo suelta y en dos horas de entrevista ventila media cajetilla de tabaco rubio.

Harta de que le digan que deje de fumar, “pero no les hago ni caso”

“¿Está harta de que le digan que deje de fumar? Sí, pero no les hago ni caso. Todos me dicen: ‘Te vas a morir’. ‘¡Coño, y tú!’, les respondo”. Uno ve en la tele a Izaskun Sagastume y se troncha, pero en persona Mariví Bilbao es una continuación mejorada del personaje que alterna pullas y carcajadas. “En la televisión le han dado siempre papeles amables, pero yo la veo mejor de mala malísima, porque tiene una expresión muy dura, de cortarte la respiración. En ‘Salto al vacío’ (Daniel Calparsoro, 1995) hizo de cabrona como nadie”, recuerda su hija.

Retirada definitiva… “sí, de la tele, sí”

A la pregunta final de si su retirada es definitiva, Mariví Bilbao contesta que “sí, de la tele sí. Pero anuncios sí hago porque no tardas nada y te pagan de maravilla. En julio, después de dejar ‘La que se avecina’, rodé uno sobre reciclaje.”, concluye.

publicidad

Editar la configuración

publicidad

Síguenos en Twitter

publicidad


Cerrar
Conectar con Facebook

Cerrar

Página de registro

¿Como quieres registrarte?

  • Conectar por email
  • Conectar con Facebook

Prohibida la copia, reproducción, difusión o distribución total o parcial de los contenidos de vertele.com por cualquier medio (material, electrónico, digital, etcétera), sin autorización por escrito de Vertele.